El indie nominalista

En el parque de Sama había un kiosko de plástico. El chico que atendía por las tardes iba siempre con chaqueta vaquera. A veces con jersey de franjas. Tenía en la pared un recorte de El Inquilino Comunista. Le hacía gracia que yo no pidiese cada gominola por el nombre que le daban, que sólo las señalase.

No hay comentarios.: