Los grandes conjuntos



Wat: En los burdeles parisinos de la rue Blondel había mujeres desnudas. Era el sitio preferido de Bruno Jasieński, pero sólo para tomar una cerveza, un bock. Nos tomábamos un bock, nos costaba dos francos. Era una imagen resumida de la sociedad. No de la sociedad entera, naturalmente, pero sí uno de sus reflejos. Era uno de aquellos espejos que se instalan en el camino. Muchísimos franceses acudían allí como nosotros, sólo para tomar un bock, ni siquiera para excitarse. En Italia estas cosas eran terribles. Lo que ocurre en Roma es... perdona, me repugna pronunciar esa palabra. Los bandidos rusos me enseñaron una palabra fantástica, muy a lo Dostoievski: pizdostradatel' ["sufriente por el coño"].

Miłosz: Znayu, znayu [La conozco].

Wat: ¿La conoces? A mí me parecía...

Miłosz: No, es bastante popular. La gente se divide en pizdostradateli ["sufrientes por el coño"] y juyopromyshlenniki ["cazapollas"]. 

Wat: ¡La primera noticia! Bueno, pizdostradatel' es muy de Dostoievski. A los italianos les arden las entrañas, no pueden contenerse. Y en París, nada de eso. Ni se inmutan. Lo suyo es drôle. Es una especie de festín popular, de folclore. Por la noche, obreros, intelectuales, padres de familia. Y nada de concupiscencia.



*Instytut Dokumentacji i Studiów nad Literaturą Polską: "Ola Watowa, Andrzej Wat y Aleksander Wat" (París, 1961).
**Aleksander Wat (1977): Mi siglo. Confesiones de un intelectual europeo. Traducción de J. Slawomirsky y A. Rubió.

No hay comentarios.: