Notas sobre el trastorno obsesivo-compulsivo

Segundamanos recién llegados a la casa del Sr. Froy, duradero beneficiario de tantas bibliotecas estadounidenses que venden fondo para comprar moderno.

1 comentario:

Mario Domínguez Parra dijo...

Fruela, comparto ese trastorno en general, y si es en relación con libros de Pound, más aún. Muchas joyas en esa foto. Hace no mucho compré "I Cease Not To Yowl: Ezra Pound's Letters to Olivia Rossetti Agresti", la edición de 1998.

Saludos.