Macro y Micro

Si quiere uno darse cuenta rápidamente de cómo “la adquisición del dinero” se cambia en “adquisición de poder”, la “propiedad” en “poder político”, en suma, cómo a una diferenciación bien neta la substituyen más bien relaciones entre las potencias, basta con ver lo que ha ocurrido: los siervos compraron su libertad; las comunas compraron sus derechos municipales; los burgueses, mediante el comercio y la industria, han extraído el dinero de los bolsillos de los señores feudales; en las relaciones internacionales de los pueblos, el Monopolio industrial se transforma inmediatamente en supremacía política: y es así como los príncipes de la Santa Alianza no fueron, en la “guerra de la Independencia alemana”, más que lansquenetes a sueldo de Inglaterra.


Karl Marx. 1847. "La literatura grobianesca, la crítica moralizante y la moral crítica"



El tiempo que pasaron juntos Benjamin y Brecht en Skovsbostrand en los meses de verano de 1934, 1936 y 1938 estuvo marcada por una atmósfera de verdadera confianza. Entre las actividades que generaban proximidad estaban la conversación, el trabajo en el jardín, la lectura de periódicos, escuchar las noticias de la radio o realizar algún que otro paseo en coche hasta el cercano Svendborg. [...] La pequeña comunidad de exiliados se dedicaba a los juegos de mesa y de cartas con pasión. Jugaban sobre todo al ajedrez, pero también al Monopoly (patentado en 1935), minibillar, póker y sesenta y seis. "Sólo recuerdo que a Karl Korsch no le gustaba perder al Monopoly con nosotros", cuenta Barbara, la hija de Brecht.


Erdmut Wizisla. 2004. Benjamin y Brecht: historia de una amistad

No hay comentarios.: