Ficción evolutiva

Las de Santa Cruz no llamaban la atención en el teatro, y si alguna mirada caía sobre el palco era para las pollas colocadas en primer término con simetría de escaparate.

Benito Pérez Galdós (1887): Fortunata y Jacinta, I.6.iii


Chucho comenzó sus estudios coreográficos y era el centro del grupo de las pollas, quienes, con la confianza que inspira un niño, si bien despierto, le acariciaban tiernamente.

Facundo (1871): Historia de Chucho el Ninfo

No hay comentarios.: