Pequeño excurso sobre la constancia, 3

ASÍ pues, me has amado un día entero,
mañana, cuando partas, ¿qué dirás?
¿Harás que le anteceda una promesa nueva?
                   ¿O dirás que, ahora,
ya no somos aquellos que antes fuimos?
¿Que de votos jurados por el miedo
al Amor, y su furia, uno puede abjurar?
¿Que muertes ciertas desatan matrimonios ciertos,
y así los contratos de amantes, a su imagen,
unen sólo hasta el sueño, que es imagen de muerte?
                   O por justificarte, ¿no dirás
que, después de haber caído en falsedad,
sólo habrá falsedad que sea cierta?
Lunático y vano bien podría
                   disputarte la huida, y derrotarte:
                   Pero ahora renuncio,
porque tal vez mañana piense así.


John Donne (1572-1631)

Traducción de Fruela Fernández

2 comentarios:

José María Banús dijo...

El metafísico romanticón.

Fruela dijo...

puro ojo.