Conocido del ojo, de la mano

 

Según los koryaks, el ser humano tiene varias "almas". La principal es la Ujycit o Ujyryt; el resto de almas son secundarias y están relacionadas con la noción de soplo (v'jiv'yj) o incluso la de sombra (v'jilv'jil). Este término (ujycyt-ujyryt), señalado por Jochelson, aparece también en la lengua chucota. Bogoraz la hace derivar de la raíz uvik, "cuerpo". Con ese mismo sentido se conoce en la lengua de los koryaks. La palabra kalalvyn, que A.N. Joukova traduce como "alma", significa "entrañas humanas", "vientre". La semántica de estas palabras se remonta, en suma, a objetos concretos: el alma se imagina bajo el aspecto de objetos bien reales. A Jochelson le pareció entender que hablaban de ella como de una "pequeña llama". En un dibujo realizado por un chamán koryak, las almas de los muertos se representan con la forma de diminutos hombrecillos.


*Nicolaas Hartsoeker (1694): "Homunculus"
**Anne-Victoire Charrin (1983): Le petit monde du Grand Courbeau. Récits du Grand Nord Sibérien

2 comentarios:

Portinari dijo...

Fruela, cómo conseguiste este libro? me ha parecido muy interesante, espero que no sea difícil de encontrar.

cuídate.

Fruela dijo...

Te puse un email justo ahora.