Cuerda camino

Tutwiler, que está quince millas al sureste de Clarksdale por la autopista 49, tenía unos pocos cientos de habitantes a principios de 1900; en mitad de la noche, el andén debía de parecer un lugar solitario. [...] El tren llevaba nueve horas de retraso. En algún momento de la madrugada, un hombre negro, vestido con harapos, se sentó junto a Handy y empezó a tocar la guitarra, apoyando un cuchillo contra las cuerdas para producir un sonido arrastrado, quejoso, semejante a una voz, que seguía de cerca su canto. Handy se despertó con la música y las primeras palabras que oyó de aquel hombre fueron "Voy donde el Sureño se cruza con el Perro". El verso se repetía tres veces y en cada una le respondía el slide de la guitarra. Educadamente, Handy preguntó qué significaba y el guitarrista volvió los ojos con sorna. En Moorehead, más al sur, cerca del río Sunflower, en el corazón del Delta, los raíles de la Yazoo & Mississippi Valley Railroad, conocida por los lugareños como el Perro Amarillo, se cruzaban con los de la Southern Railway, el Tren Sureño. El hombre iba camino de Moorehead y lo estaba cantando.

Robert Palmer. 1981. Deep Blues. A Musical and Cultural History


Ver mapa más grande

1 comentario:

tetrabrik dijo...

y murió joven