El 7 es un señor que se retuerce el bigote

Nuestro médico de cabecera era el doctor Tigger. Al oír ese nombre me imaginé un alto bastón que se hincaba en tierra. "¿Quién es?", pregunté. "El doctor". Entonces me representé al doctor como una especie de torta redonda con flecos colgantes y lo colgué todo sobre el bastón. Cuando vi entrar a un hombre alto, sonrosado, lo miré atentamente y me dije: "No, ése no es él".


Testimonio de Salomón Shereshevski, sinestésico
(Alexander Luria: Pequeño libro de una gran memoria.
Traducción de Lydia Kúper. KRK Ediciones)

No hay comentarios.: