Memoria, acarreo

Fue una alegría conocer a Edoardo Sanguineti, igual que fue extraño y oscuro saber de su muerte. Ahora traducirlo también es recordarlo, mantenerlo aquí; gracias a Daniel Saldaña y a Letras Libres, dejamos sueltos estos dos poemas.

No hay comentarios.: