Cosmovuelta

aún no logro decir mucho, así que le robo sus fotos a Laura Rosal para explicar estos días: la ternura de Edoardo Sanguineti y Luciana, el encanto de Robert Hass, la luminosidad de Arnaldo Calveyra, el entusiasmo de Marcos Canteli, Marta Sanz, Pablo López Carballo, Juan Vicente Piqueras y Jorge Gimeno, la alegría frenética de Ana Istarú y Elizabeth Zuba, la intensidad de Ginés Liébana, el cerco propio de Michel Houellebecq, la rica sencillez de Abbas Beydoun, de Francisco Nixon, de Elisa Biagini, de Enrique Morente... Y mis hermanos de siempre, Carlos, Curro... Manchas de vino, horas de mesa, felicidad.









4 comentarios:

un genio del montón dijo...

¿Me lo parece, o estás apuntando a Abbas Beydoun con una patata frita?

Fruela dijo...

es un trozo de pan blanco, hermoso (tú, no el pan, o quizá ambos)

tetrabrik dijo...

salú!!!!!

a p n e i c a dijo...

las fotos, espectaculares.
la experiencia, imagino, intensa.

me dan ganas de volver.