Vueltas a la casa

Limpieza de armarios: autobiografía por vaqueros.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hay que desempolvalos ne! un vaquero un polvo.